Pages

18 de abril de 2015



"Mis tiendas tienen éxito porque no contrato a gordas y porque viene gente guapa." Lo afirma el CEO de Abercrombie & Fitch.

La marca ha sido objeto de un gran número de polémicas desde hace años por su política de contrataciones y del diseño de sus productos. Pretende que todos sus clientes y trabajadores sean guapos y delgados.

Todo eso me hace no querer comprar nunca nada de esta marca (que no lo hago). Aún así, lo que me parece indignante es que esté tan sobrevalorada. El hecho de tener una prenda de esta marca, no te hace más popular ni más guapo, es una simple prenda.

Lo peor de todo, es que es cierto que ésta gane popularidad porque solo trabaje gente guapa y delgada. El hecho de ver a los dependientes llama la atención, claramente, pero porque parece más un sitio de modelos que una tienda de ropa. Además, se está transmitiendo una idea errónea en la cual hay que ser guapo y delgado, sino, se supone que no estás a la altura de trabajar en una de sus tiendas o incluso llevar productos de ésta . ¿Y si trabajas en el almacén? También. A ver que nos hemos pensado, ¡las paredes juzgan tu belleza!


"La gente guapa atrae a otra gente guapa, y queremos comercializar nuestros productos a la gente molona, guapa. No queremos llegar a otro tipo de consumidor que no sea ese”, explicaba Mike Jeffries.

En cuanto a esto, ¿quién es este "personaje" para decir quién es guapo o no? ¿Desde cuándo es más importante la belleza que la personalidad? ¿Exactamente cuál es su idea de belleza?
Si nos fijamos en él podemos ver su belleza a base de cirugías estéticas. Lo que, en mi opinión,  quiere decir que debe tener una autoestima altísima para tener que estar constantemente cambiándose el rostro. Y por tanto, mucho criterio para poder juzgar sobre belleza. (Con todo esto, estoy intentando realizar una sutil ironía,  por si no me estoy expresando correctamente).


Y a lo de "molona",  no sé a qué se referirá Mike Jeffries, pero lo que yo tengo claro es que por un físico atractivo no eres mejor que nadie. Aparte de que la guapura de alguien no debería ser motivo de popularidad. 


Quizá, la polémica más importante de todas las que han afectado a la cadena sea la que estalló cuando Riam Dean, una joven de 22 años, perdió su empleo en una de las tiendas londinenses de la cadena por enseñar su brazo protésico. La explicación aducida por sus superiores es que “no encajaba con la política de imagen de la empresa” fue indemnizada con 8.000 libras por “acoso ilegal”.

Por otra parte, con anterioridad, en 2004, la firma ya se había visto obligada a pagar una multa de 40 millones de dólares a un grupo de empleados de origen asiático, afroamericano y latino después de que una sentencia dictaminase que la compañía discriminaba a esos grupos de trabajadores.



¿Seguro que aún sigues idolatrando la marca?  




Quizás, con este articulo lo único que consigo es dar mucha más popularidad a esta marca, que es justamente lo que quiere conseguir  él con todas esas grandiosas frases. Pero mi intención es totalmente la contraria. Me gustaría que no se comprasen en este tipo de establecimientos con tantas discriminaciones y que  la ley penase o prohibiese este tipo de comportamiento. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada